Método ROPA

foto1

¡Hola!

Pues aquí traemos, el que seguramente será el post más bonito y útil que habrá en este Blog.

A la hora de hacerlo decidimos ponernos en contacto con la clínica que ha hecho posible el milagro de la vida y nos ha dado lo mejor que tenemos, la clínica IMER, en Valencia, para que siendo un trabajo en equipo, podamos añadir nuestra historia "basada en hechos reales" a la teoría de este tratamiento de infertilidad.

Aquí os dejo el link por si queréis echar un vistazo virtual por ella, ver los despachos donde hablaréis con ilusión de cómo será, esa sala de espera con esperanza, los quirófanos donde te harán la punción, la implantación … Mapa Google

 

Gracias de antemano por el trato desde el primer día que pusimos un pie en vuestro centro.

Han querido colaborar con nosotras para resolver las dudas y facilitarnos una información detallada, acertada y fácil para poder entenderlo, pero si después de leer esto, todavía os quedan dudas, por favor no dudéis en pedir una primera consulta totalmente gratuita para que os informen en persona de cualquier cosa que necesitéis saber, o del tratamiento personalizado que mejor se adapte a vosotr@s, el método ROPA es una opción para nosotras, pero no la única.

Vamos a empezar por el principio.

-¿Qué es y en que consiste el método ROPA?

PROGRAMA ROPA EN IMER VALENCIA (ESPAÑA)

El modelo tradicional de familia (padre, madre e hijos de ambos) se ha ampliado enormemente durante los últimos años para incluir a las familias monoparentales, hijos de padres diferentes, hijos adoptados y parejas homosexuales.

Desde el año 2005, en España, los derechos de las parejas homosexuales se igualaron a los de las parejas heterosexuales (Ley 13/2005).

Esta ley ha hecho posible, que los dos miembros de una pareja de lesbianas puedan participar en el proceso de engendrar un nuevo hijo, si así lo desean. Una aportaría los óvulos que serían inseminados con semen de un donante anónimo, mientras que la otra recibe los embriones y los gesta, en caso de llegar a producirse el embarazo. Este tipo de tratamientos de reproducción asistida en España se denomina ROPA (Recepción de Óvulos de la Pareja).

 

La técnica de la ROPA, no difiere técnicamente de una donación de óvulos normal. Su única diferencia es a nivel humano, puesto que son ambos miembros de una pareja, en este caso de mujeres, las que aportan y gestan los embriones. Cada uno de los miembros tiene una misión, una mujer provee los ovocitos y la otra mujer gesta los embriones. De esta forma ambas pueden participar en la formación de una nueva familia.

En España, actualmente las parejas homosexuales tienen los mismos derechos que las parejas heterosexuales, para acceder a las técnicas de reproducción asistida.

Este nuevo modelo de técnica en reproducción asistida, abre una vía de acceso a las mujeres lesbianas para que ambas puedan ser madres biológicas, y el único requisito sería estar casadas, o constar como pareja de hecho.

DESCRIPCIÓN DEL PROCESO

La técnica del ROPA es similar a un proceso de donación de óvulos.

Mujer que proporciona los ovocitos

La estimulación ovárica se lleva a cabo en la mujer que va a proporcionar los ovocitos a su pareja, mediante una estimulación ovárica de forma convencional. La monitorización del ciclo se realiza a través de ecografías vaginales, y controles de estradiol en sangre.

Posteriormente cuando el equipo médico considera el estímulo suficiente y que los ovocitos están maduros, procedemos a la captación de los mismos, mediante punción transvaginal ecoguiada.

El semen utilizado procede de donantes anónimos con fertilidad probada.

Para la fertilización de los ovocitos normalmente se utiliza la técnica de la microinyección espermática (ICSI)

Aquí Jana todavía con los efectos de la anestesia general, tras la punción en la que le extrajeron 9 óvulos, de los cuales 7 fueron maduros, y 4 fueron los perfectos para trasferir.

Nosotras nos pusimos dos, pero aunque en un principio se vieron los dos sacos embrionarios, solo uno fue uno el que siguió adelante.

Mujer que recibe los embriones

La preparación del endometrio se lleva a cabo mediante la administración de estrógenos.

La monitorización del crecimiento del endometrio, se realiza de la misma forma, mediante ecografías vaginales y extracciones sanguíneas para comprobar los niveles de estradiol.

La transferencia del/de los embrión/es se realiza en día +2, o +3 de cultivo embrionario.

La tasa de embarazo de esta técnica esta en torno al 50%, y la tasa combinada después de 3 tratamientos es del 90 % de éxito.

Aquí estoy yo tras la transferencia de los dos embriones. Más feliz imposible.

SELECCIÓN DE EMBRIONES CON PRIMO VISION TIME LAPSE

PRIMO VISION TIME LAPSE es un sistema de monitorización continuada de toda la fase de cultivo, y desarrollo embrionario.

En IMER ofrecen el uso de esta tecnología para todos sus pacientes sin costes adicionales.

Este sistema nos permite observar de forma continuada el desarrollo de los embriones en el laboratorio.

Una cámara toma imágenes de cada uno de los embriones a pequeños intervalos, y simultáneamente, un sistema informático de última generación, procesa las imágenes y nos indica el momento exacto de los eventos más importantes del desarrollo embrionario, como división celular, presencia de multinucleación o fragmentación, aportando información de gran utilidad a nuestros biólogos de forma totalmente inocua para los embriones.

Embriones con menos estrés - Con PRIMO VISION TIME LAPSE podemos observar todos los embriones sin molestarlos, ni alterar su desarrollo-.

Registramos todo lo que sucede dentro del incubador. Así tenemos la oportunidad de evaluar objetivamente todo el desarrollo embrionario.

Esta novedosa tecnología, nos permite elegir cuales son los embriones que ofrecen mejor calidad, y mayor potencial implantatorio, lo que se traduce en un aumento de la tasa de éxito de nuestros tratamientos

Los dos embriones que están en verde de calidad A, son los dos que hicimos la transferencia, uno de ellos es Alex, esta sería su primera foto, todavía nos quedan dos congelados.

¿Qué medicación toma la madre que dona los óvulos?

En nuestro caso, Jana se estuvo pinchando durante 15 días para la estimulación ovárica, en primer lugar Cetrotide, Benfola, y por último el Decapeptyl que es un único pinchazo en el que es muy importante la hora, la clínica te dirá cuando tienes que administrártelo y se realiza el día previo a la punción, picaba y se notó un ardor y la zona algo inflamada, pero se pasa. Las inyecciones al ser subcutáneas simplemente apoyando la pluma sobre la barriguita entra sola, no hay que hacer ninguna fuerza, el líquido puede picar algo cuando entra, pero no duele, la zona se pone roja, pero hay que pensar que es por la mejor causa del mundo y que solo durará unos días.

Aquí os dejo una foto de Jana momentos antes de la punción y en la taza todas inyecciones que se puso, que carita tenía de ilusión, incertidumbre, miedo, pero todo eso es normal sentirlo. Solo los locos entran a un quirófano sin sentir miedo, eso nos dijo Luis Quintero el coordinador médico cuando le comentamos como nos sentíamos. Él fue encargado de llevarnos todo el tema de la medicación y coordinarnos a ambas para hacernos coincidir en el ciclo.

Disponíamos de un teléfono 24 horas en el podíamos hablar con él directamente para consultarle dudas, para decirle como nos había sentado o para programar la siguiente visita.

Es increíble la capacidad de ese hombre para llevar cada caso de una forma tan personal, era llamarlo, decirle tu nombre y enseguida sabía quién eras y cuál era el siguiente paso, es algo que me dejó muy impresionada , pienso que un servicio muy bueno por parte de la clínica IMER, ya que durante esos días, al igual que sucede en la beta espera, de la que ahora hablaré, necesitamos sentirnos muy comprendidas, tranquilas y arropadas en todo momento, sobretodo queremos sentir que todo va a ir bien y nos transmitan esa seguridad.

No podemos olvidarnos en ningún momento que las mujeres que nos sometemos a un tratamiento hormonal, pasamos por diferentes estados de ánimo, yo he de decir que Jana me lo puso muy fácil, es una persona muy estable emocionalmente, y a pesar que no conozco a nadie que le dé más miedo una aguja y una operación que a ella, nada le borro la sonrisa en ningún momento, yo le apliqué las inyecciones todos los días menos el último que estaba trabajando y se lo tuvo que aplicar ella.

Poníamos luz tenue, música favorita, e intentamos hacer de cada pinchazo un recuerdo bonito y único.

Tanto la punción como la transferencia de embriones la hizo la doctora Rita Viñoles, a la que estaremos eternamente agradecidas.

Nosotras nos transferimos dos embriones calidad A.

¿Cómo es esa transferencia?

Pues primero entras a quirófanos y te desnudas, te quedas con la batita verde y el pelo cubierto con el gorro, a continuación te tumbas en la camilla con las piernas en el alto como cuando vas al ginecólogo a una revisión normal, en una cánula guiada por una cámara que aparece en un monitor te dejan los embriones en el útero, y ahí ellos decidirán si se quedan.

Después te pasan a una sala y te quedas tumbada un rato tranquilita, no te ponen anestesia ni nada y no duele, una vez pasado el tiempo estimado, te levantarás, te pones tu ropa y a casa.

Mi sensación era como que me sentía de cristal, me sentía frágil, con algo muy valioso dentro y llevaba un cuidado extremo al hacer cualquier movimiento, le decía a Jana que andaba como si estuviese en la luna, no quería ni ir al baño por si se salía, esas cosas no pueden pasar tranquil@s, solo en nuestras mentes, que tras los nervios, la ilusión, la novedad, y la incertidumbre pensamos cosas de pelis de risa.

Respecto a la medicación que toma la madre gestante os puedo hablar ligeramente de los efectos que a mí me produjeron.

Los estrógenos (meriestra) me dieron bastantes dolores de cabeza, muchas jaquecas que se me fueron pasando y conforme aumentaba la dosis y que desaparecieron a la tercera semana de tomarlos, pero he de decir que volvieron cuando dejé de tomarlos, luego el cuerpo se vuelve a acostumbrar y todo vuelve a la normalidad.

La progesterona la tomaba en óvulos vaginales 3 veces al día, ya que por la boca dicen que da tanto sueño que no podrías soportarlo si tienes que llevar un ritmo normal de vida como por ejemplo ir a trabajar, es un poco desagradable porque mancha mucho y esto lo estuve tomando hasta la semana 12, además como es por la mejor causa del mundo pues todo se hace de buen agrado.

 

La Beta espera.

Se conoce como Beta espera a los 15 días que pasan entre la transferencia hasta que se vuelve a la clínica para realizar el test de orina que te dará el resultado.

Puede que este sea el momento más duro del tratamiento, esos días pasan lentos, hay que intentar desconectar de la manera que se pueda, no se recomiendo el ejercicio físico en exceso, pero a mí me ayudó mucho darme largas caminatas, escuchar música, quedar con amigos, y desde el minuto cero vivir lo como si estuviese ya embarazada, cuidándome la alimentación, mimando mi tripa, y lo más importante sentirte arropada por tu pareja, sin eso es horrible, son muchos nervios los que se pasan, yo me miraba la barriga como 200 veces al día esperando que creciese, que algo me dijese que estaba embarazada, y no pude evitar la primera semana mirar cosas en internet buscando resultados tipo: síntomas de embarazado tras transferencia embrionaria, síntomas embarazo, como se sabe si estoy embarazada, y cosas por el estilo, desaconsejo totalmente esta opción ya que te vuelve loca, cada persona es un mundo y hay chicas que no saben que están embarazadas hasta que van al ginecólogo la primera vez porque no les viene la regla y se encuentran con que están en la semana 12

Paciencia y amor para esos días, os aseguro que todo pasa y todo llega.

Y si os asalta alguna duda es mejor que habléis con la clínica o vuestro coordinador médico porque mejor que ellos no os va ni a tranquilizar ni a responder nadie.

Día 11 tras la trasferencia.

Bueno esto es como todo, yo voy a aconsejar lo que no se debe hacer, pero lo que hice fue lo contrario. Aconsejo no hacerse el test de embarazo antes de ir a la clínica, ya que puede dar un negativo y al día siguiente positivo y llevarte un disgusto innecesario antes de tiempo.

Me notaba el pecho muy hinchado y duro, dolor en los pezones, pinchazos agudos y algunos bastante dolorosos en la zona de los ovarios, tuve sangrado leve y rojo un par de veces, y todo esto y el estado de nervios incertidumbre que sentía me llevó hasta una farmacia para comprar el predictor que nos dio el notición de nuestra vida.

Cuando me lo hice estaba tan nerviosa que no sabía ni leer las instrucciones, no sabía diferenciar vertical de horizontal y los tres minutos de espera me parecieron media hora.

Pasados estos 3 minutos salió embarazada 2 a 3 semanas, madre mía que subidón, pero aun así todavía no nos lo llegábamos a creer, así que esperamos a terminar de ilusionarnos a la prueba que nos hacía a los 15 días en IMER.

Día 15 Post Trasferencia.

Pues llegamos a la clínica con los mismos nervios como si ninguna prueba anterior nos hubiésemos hecho, y al darnos el positivo nos pusimos directamente a llorar, y nos advirtieron de que seguramente serían dos los que venían por la rapidez en la que salió el resultado y la intensidad.

Después nos volvimos a ver en la semana 6, donde por primera vez escuchamos el corazón de Alex, el otro saquito no se oía nada, y así se quedó todo, se reabsorbió y Alex siguió creciendo hasta convertirse en ese bebé precioso que nació de 40 semanas + 3 días .

 

Después del Positivo.

Pues pasada la primera ecografía, donde se ve que el embarazo está bien, que todo va para adelante y se escucha el corazón la clínica te da el alta y si lo deseas puedes pasar directamente a la Seguridad Social.

En nuestro caso decidimos quedarnos en la clínica IMER porque el trato fue inmejorable, nos sentíamos en casa, y no queríamos perderles de vista tan rápido, además después de conocer a Antonio Santana el ginecólogo que nos llevó el embarazo, persona humana profesional y que te da muchísima tranquilidad pues con más razón todavía y que además atendió el parto que acabó en cesárea, pero eso será otro capítulo.

Esperamos haberos ayudado de una manera más explícita en esta parte del post que teníamos pendiente, agradeceros todo vuestro interés y el estar ahí.

Seguiremos trabajando duro para dar visibilidad y seguir aportando nuestro granito de arena y educando en la diversidad Familiar desde nuestra pequeña plataforma en Instagram.

Y si os interesa cualquier otro tema en el que consideréis que podemos ayudar o simplemente compartir e informa ya sabéis, escribirme a Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo. y estaré encantada de planteármelo y seguramente dedicarle unas letras en este espacio.

Un abrazo enorme y otra vez, gracias.

Verónica.

Video - El método ROPA (Capítulo 1)
Muffins veganos de plátano y pepitas de chocolate
 

Comentarios (0)

Aquí todavía no hay comentarios publicados , sin embargo puede ser el primero iniciando una sesión usuario ...